Versión de audio

Si amamos a Dios, debemos obedecer lo que Dios nos ha mandado.
El Día de Reposo es el mandamiento de Dios
y también un día santo en que se establece señal entre Él
y su pueblo. Además, es un día bendito
a través del cual podemos entrar en el reposo eterno,
siendo perdonados de los pecados que cometimos en el cielo.
(Evidencia absoluta en la Biblia:
el Día de Reposo es el séptimo día, el sábado)