Versión de audio

¿Qué clase de manos son las más bellas del mundo?
Albrecht Dürer, un artista alemán llamado “El Leonardo Da Vinci del Norte de Europa,” dibujó lo que fueron las manos más bellas para él, las “Manos que Oran”.
El modelo de la obra maestra de Dürer, “Manos que Oran,” fue su mejor amigo. El amigo de Dürer fue su salvador. Él se sacrificó para sustentar a Dürer, quien tenía el talento de dibujar y pintar. En ese tiempo, la familia de Dürer estaba en una situación económica difícil y no podian pagar para que Dürer estudiara arte.
Después de terminar sus estudios, gracias a su amigo, Dürer entró en el arte del mundo y su nombre empezó a ser reconocido. Finalmente, era su turno para sustentar a su amigo a asistir a la escuela de arte. Cuando él fue al lugar de trabajo de su amigo, de casualidad alcanzo ver a su amigo orando a Dios por él.
“Señor! Mis manos ya se han endurecido a causa de mi trabajo rigoroso, y ya no puedo dibujar retratos delicados. Por favor ayude a Dürer a dibujar por mí también y ayúdelo a dibujar bellos retratos para Su gloria”.
Dos mil años atrás, Jesús vino a la tierra como un hombre para la salvación de la humanidad. Cuarenta días después de su resurrección, Él ascendió al cielo . Durante diez días, los discípulos y apóstoles se reunieron en una pequeña habitación en Jerusalen, orando a Dios y pidiendo por el Espíritu Santo. Hasta la fiesta de pentecostés, fervorosamente oraron con sus bellas manos hasta que, finalmente, Jesús derramó el Espíritu Santo, como Él había prometido.
El acto de orar muy precioso espiritualmente; Es como el aliento de nuestra alma. Así como cuando una persona que no respira se muere, la oración es prueba de que nuestra alma está viva.