Versión de audio

La ley del Espíritu de vida, la cual Dios estableció
para librar a la humanidad del pecado y de la muerte,
es la Pascua del nuevo pacto.
Si deseamos recibir la vida y el perdón de pecados,
debemos guardar la Pascua establecida
con la carne y la sangre de Jesucristo.