La Iglesia de Dios logró este maravilloso desarrollo en tan solo 50 años. La Iglesia de Dios se estableció en Corea, el extremo de la tierra en el oriente, de acuerdo a la profecía de la Biblia. El Señor Ahnsahnghong principió la luz del alba del evangelio en 1948.
“¡Viva Corea! ¡Viva la Iglesia de Dios!” En los gritos y aplausos del mundo está contenido su deseo y sinceridad hacia la Iglesia de Dios. Corea es el nuevo Estado soberano del evangelio, y la Iglesia de Dios ha llegado a ser la nueva Ciudad Santa del evangelio. Ahora, ¿a dónde se dirigen los pasos de la gente, buscando a la Iglesia de Dios?
¡Oh sol, levántate! ¡Oh alba, despeja las tinieblas! ¡Den comienzo a un nuevo día y preparen una nueva mañana con voz potente! ¡El país de la mañana maravillosa, de donde sale el sol! La Iglesia de Dios, la Ciudad Santa, ilumina al mundo entero desde donde nace la luz del alba.