Versión de audio

Para salvar a la humanidad que no puede evitar morir a causa del pecado, Dios vino a esta tierra, dejando atrás su gloria del cielo.
Debemos comprender el amor de Dios, y poner todo nuestro corazón y mente en salvar a siete mil millones de personas.
Aunque las personas tomaron la delantera en crucificar a Dios
como si Él hubiera sido un pecador, y lo humillaron, Dios vino a esta tierra de nuevo para salvarnos.