Versión de audio

La Pascua del nuevo pacto fue hecha
con la carne y la sangre de Dios, quien tiene
el poder y la habilidad más grandes en todo el universo.
Por lo tanto, la Pascua es la obra maestra de las fiestas solemnes incluso en el mundo angelical.
Dios bendijo con el perdón de pecados
a los que guardan la Pascua, diciendo: “Mío eres tú”.