Versión de audio

Los testimonios de Dios son incomparables a cualquier testimonio humano.
A través de la Biblia, Dios nos ha dado muchas evidencias:
evidencias de la verdad, evidencias sobre el futuro
del evangelio y evidencias sobre el reino de los cielos
adonde iremos. Todos estos testimonios son perfectos
y están destinados a cumplirse sin falta.
Si tenemos los testimonios de Dios y creemos en ellos absolutamente,
Dios cambia nuestras circunstancias externas favorablemente para nosotros.
(Los tres amigos de Daniel arrojados al fuego, etc.)